Millennials, esquivos y solidarios: Como comunicarles nuestra causa.

No es un juego
abril 28, 2017
Ante el: “Esto no es lo que esperaba… ciao!”
junio 13, 2017

Recientemente la revista TIME ha clasificado a la generación de los Millennials (Nacidos a partir 1980) como “perezosos, cualificados y narcisistas, que todavía viven con sus padres”. Sin embargo, ¿hasta que punto es cierto? ¿que potencial de apoyo a las causas tienen? ¿que voluntad de participar en ellas? ¿cual es el lenguaje que deberíamos usar para traspasar “su filtro”? Definitivamente hay que pensar en este grupo, como la próxima generación de líderes, donantes y partidarios, ya que han demostrado ser un colectivo excepcionalmente generoso.

Según el “Millennials Impact Report” del 2014, en la sección fundaciones, el 84% de los trabajadores de la generación del milenio hicieron una donación a causa y el 70% dedicaron, como mínimo 1 hora de voluntariado en 2014. Omitir el potencial de este grupo, y no dedicar suficientes esfuerzos en adaptarse a sus canales habituales de comunicación, sin duda será un grave error. Los Millennials son una base de socios enorme, entusiasta y especialmente preparada para aportar su conocimiento y participación en nuestros proyectos.

Una de las ventajas de este “target”, es su capacidad de recibir información sintetizada. Están acostumbrados a jugar con informaciones iniciales reducidas a 140 caracteres (entre otras formas) y posteriormente poder decidir si desean ampliar esa información. Necesitan un mensaje fresco, los más efímero posible y sobretodo tener la sensación de que son los primeros en llegar. Funcionan muy bien los sistemas con una acción directa al resultado. Buscan ver resultados cortoplacistas de sus acciones.

Sin duda, el factor determinante para esta generación es la percepción de autenticidad. Cuando se fijan en una causa, es porque les parece, por encima de todo, real. El tono debe ser directo, conciso e informal. Sin adornos, ni mucho menos protocolos diplomáticos.

Ellos serán la próxima generación que determine el modelo a seguir en la financiación de nuestros proyectos. Hay que estar muy pendientes.

Compártelo en tus redesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Comments are closed.